Mi nombre es

Carmen Navarro.

 

Tras más de 10 años ejerciendo como abogada, un día me di cuenta de que no era plenamente feliz. Aparentemente tenía todo lo que quería, pero no lo que necesitaba. Me preocupaba más lo que esperaban los demás de mí que lo que yo misma buscaba.

Con 36 años y muchas dudas, miedos y vértigo, dejé un trabajo estable y bien considerado para dedicarme a una de mis grandes pasiones: la nutrición. La pasión por esta ciencia nació a través de otra: el deporte. Llegué a entender que ambas, nutrición y deporte, forman un conjunto indivisible sin el que no existe salud.

Desde el primer momento fui consciente de la importancia de obtener una buena preparación. A mi formación como Técnico Superior en Dietética he sumado la asistencia continua a cursos y seminarios enfocados, sobre todo, a la nutrición deportiva y a la mejora de la composición corporal.

He aplicado en mí misma todo lo aprendido, mejorando de manera notable mi relación con la comida y mi composición corporal, llegando a eliminar prácticamente por completo la sintomatología del SOP (síndrome de ovario poliquístico) que sufro desde la adolescencia, únicamente a través de una mejora de hábitos de vida.

Soy la prueba de que cuando nos proponemos algo de manera firme, se puede lograr. No puedo decir que haya sido fácil o difícil, sí que requiere constancia y esfuerzo.

Pero cuando el resultado es tan satisfactorio, merece la pena trabajar por ello. Y esto es aplicable a cualquier faceta de la vida, desde mejorar nuestros hábitos de salud a través de la alimentación y una adecuada actividad física, a optimizar nuestro rendimiento deportivo o perfeccionar nuestro físico. Yo te ayudaré y te acompañaré para hacerlo posible.